Explora juegos:


En el lejano oriente donde El Sultán gobierna a su pueblo entre las arenas del desierto y aunque este es un buen hombre, delega sus obligaciones en su consejero Jaffa el cual solo ansía el poder y el pueblo le importa poco. Aquí es donde nos encontramos a Aladdin un joven ladrón con un gran corazón, ya que solamente roba lo que necesita para sobrevivir o ayudar a los demás.

Un día este chico se encuentra siguiendo a otro ladrón, que le llevará hasta una cueva repleta de tesoros. Este chico ante tales riquezas intenta coger algunas, con tan mala suerte que es descubierto y tiene que salir corriendo pudiendo llevarse únicamente una lámpara. Lo que él no sabe es que esta lámpara no es solamente un objeto bonito, ya que al frotarla aparece un genio de dentro de ella dispuesto a concederle tres deseos.

El chico utilizará estos deseos para intentar conquistar a la bella Yasmin, la hija del sultán con la cual cruzó caminos en una noche en la que le enseñó la vida fuera de los muros de palacio. Este encuentro ante el Sultán hará que su consejero Jaffa pierda los papeles e intenta acabar con el joven para que no frustre sus planes de casarse con Yasmin y ser el próximo Sultán.