Pinball, hijo de la máscara