Explora juegos:


A quien no le ha ocurrido al ir al baño el soltar un pedo sonoro que ha retumbado por toda la casa, este es uno de los múltiples ejemplos que estas flatulencias pueden hacer. El problema viene cuando estas rodeado de gente y se te escapa uno de estos, haciendo que todo el mundo te mire de forma rara y no sabes si te han oído o si saben si eres tu.

Ahora puedes practicar para disimular tus pedos en público, tendrás que esperar al momento exacto para evitar que te oigan. El entorno será tu mejor aliado ya que habrá zonas en las que el ruido ocultará tu flatulencia, como por ejemplo al pasar por una obra. También debes estar atento a momentos especiales como unos aplausos en un discurso que puede evitar que todos te oigan.

Pero para aquellos más guarros, también es posible realizar competiciones de pedos. Estas competiciones se basan en el máximo número de flatulencias y su nivel sonoro, llegando incluso a crear una alegre melodía Conviértete en el campeón en este arte secreto que solamente unos pocos practican.