Explora juegos:


Si alguna vez viste a robin hood y te gustó ser un arquero con una puntería extraordinaria, ahora puedes empezar a practicar con tu propio arco y flechas. Dispara a las dianas tensando el arco para que tu flecha llegue a la diana, si no lo tensas lo suficiente se quedará corta y fallarás el tiro.

Si tenemos un obstáculo en medio la mejor opción es lanzar la flecha al aire para que caiga por su propio peso gracias a la gravedad, aunque es mucho más difícil acertar en el blanco ya que tendrás que tensar el arco en función de la distancia del objetivo. Ahora ya tienes el entrenamiento necesario para luchar, únete a un ejército de la edad media y prepárate para los asedios de castillos con batallas campales de miles de soldados.

Enfréntate a un apocalipsis zombie con tu arco, recuerda si no les aciertas en la cabeza no morirán por lo que todos tus disparos al cuerpo no les harán nada. Estos seres no muertos irán a por ti con todas sus fuerzas en cuanto te escuchen o vean, pero como ventaja el arco es silencioso… puedes acercarte a ellos en silencio y disparar una flecha certera.