Explora juegos:


A la hora de demoler edificios la dinamita es el mejor aliado que puedes encontrar, ya que su fuerza explosiva es devastadora y capaz de destruir los cimientos fácilmente. Pero este explosivo es realmente inestable y puede explotar en cualquier momento, sobre todo si lleva un tiempo almacenado la nitroglicerina que contiene puede haber comenzado a evaporarse haciéndola muy volátil.

Todo este riesgo se multiplica si te encargan llevar en carro a través del desierto con temperaturas realmente elevadas, ya que con cualquier golpe o bache puede detonar y tu junto a la explosión. Por eso mismo debes ir lo más rápido posible pero con cuidado, ya que tienes una fecha de entrega y la dinamita tiene que estar en la mina a tiempo.

Si consigues llegar ya solamente te faltará colocar los explosivos en los lugares indicados para abrir nuevas galerías dentro de la mina, escoge con cuidado dónde colocar los explosivos para no derrumbar toda la mina construida hasta ahora. Enciende la mecha y espera la ruidosa explosión para ver si hay oro debajo.