Explora juegos:


Juegos de Bebes

Los recién nacidos son las criaturas más adorables del mundo, son bonitos y todo lo que hacen nos produce una bonita sonrisa. Aunque esa es solamente la parte que ven aquellos que no son padres, ya que un bebé es una fuente constante de trabajo y preocupaciones.

Unos buenos padres deben de preocuparse por sus pequeńos día y noche, deben asegurarse de que su hijo está limpio cambiándole los pańales y bańando al pequeńo. Pero no solo eso también deben de darle el biberón cuando lo necesiten, aunque sin duda la tarea más difícil de todo esto es la de consolarlos cuando lloran.

Ya que estas preciosidades pueden empezar a llorar en medio de la noche sin previo aviso, haciendo que sus padres pierdan el sueńo y vayan corriendo a cuidarlos. Ayuda a estos pobres padres a cuidar a sus hijos, puedes bańarlos tu mismo para quitarles la suciedad con máximo cuidado ya que hay que evitar que los pequeńos se resbalen.

Incluso Dora la Exploradora nos ayudará a cuidar a estos pequeńos enseńándonos todos los secretos para hacerlo bien.